muymolon

Si yo escribiera unas memorias, cosa que dudo mucho porque creo que a pocos les puede interesar mi vida (aunque me empeñe en contarla aquí) empezaría diciendo: “Érase una vez una chica eternamente a dieta (y eternamente saltándosela), a la que siempre le acompañaba en su maleta/bolso de viaje una plancha de pelo”.

Siempre me han gustado los pelos lisos, melenas sueltas al viento, larguísimas y que al mirarlas te tienes que poner gafas de sol de lo que brillan. Vamos que yo siempre quise tener un pelo como la Carbonero. Digamos que mi pelo es un chico malo. Nació rebelde y se pensó que él era el sexto componente de los Jackson Five. Nunca nos hemos llevado demasiado bien. Es como cuando quieres que tu hijo sea un tío serio, un abogado, un político (perdón, he dicho tío serio) y te sale un rockero o un juerguista. Yo lo…

Ver la entrada original 569 palabras más

Anuncios